top of page

Una historia llena de oportunidades

Natalia siempre había soñado con tener su propia floristería. Le encantaba el aroma de las flores, la variedad de colores y formas, y la alegría que transmitían a sus clientes. Sin embargo, desde que abrió su negocio hace dos años, no había conseguido atraer a suficientes clientes de la zona. Su floristería estaba situada en un pueblo pequeño, donde todos se conocían y se fiaban más del boca a boca que de la publicidad.


Natalia no creía en las redes sociales. Pensaba que eran una pérdida de tiempo y que no le servirían para vender más flores. Además, no quería invertir dinero en publicidad, ya que tenía pocos recursos y prefería gastarlos en mejorar la calidad de sus productos. Lo que más le molestaba era la tienda de la competencia del pueblo de al lado, cuya dueña era más amable, cercana y servicial que ella. Natalia sentía que le quitaba clientes y que tenía una ventaja injusta.



Un día, mientras estaba decorando su escaparate, me acerqué a comprar un centro de mesa para mis primeras Navidades en un pequeño pueblecito de C. y León de tan solo 90 habitantes, en donde decidí pasar las fiestas. Me encantan esas flores que acabas de colocar en el escaparate- le dije y la verdad es que tenía un escaparate precioso, se le daba muy bien impactar en la vista de las personas que pasaban por delante de la tienda, conseguían que se parasen. (Entonces tuve una idea) Le dije que quería hacerle una propuesta. Le expliqué que parte de mi trabajo consistía en ayudar a pequeños negocios como el suyo a mejorar su presencia online y a conectar con sus clientes potenciales. Le expliqué que podía crearle una página web, una cuenta de Instagram y un blog donde mostrar sus arreglos florales, sus consejos sobre cuidado de plantas y sus historias personales. Le aseguré que no tendría que gastar mucho dinero ni tiempo, ya que yo me encargaría de todo el trabajo. Solo tendría que proporcionarme algunas fotos y textos cada semana.

Natalia (que así se llamaba) se mostró escéptica al principio. No entendía cómo eso le iba a ayudar a vender más flores. Sin embargo, pude convencerla de que me diera una oportunidad, no tenía nada que perder y quizá y con mucha seguridad, mucho que ganar. Le expliqué que las redes sociales eran una herramienta muy poderosa para generar confianza, fidelidad y recomendaciones entre los clientes. Le dije que podía llegar a mucha más gente que solo con el boca a boca, y que podía diferenciarse de su competencia mostrando su personalidad y su pasión por las flores. LE expliqué que esta era una forma de marketing nativo, es decir, de integrar el contenido publicitario con el contenido editorial, sin ser invasivo ni molesto.


Natalia accedió a probar mis servicios durante un par de meses. Al principio le costó adaptarse al cambio, pero poco a poco fue cogiéndole el gusto a compartir sus creaciones y sus experiencias con sus seguidores. Se sorprendió al ver cómo aumentaban los comentarios positivos, los me gusta y las visitas a su web. También notó cómo empezaban a llegar más clientes a su Floristería local, centros de mesa, bodas y bautizos,, tanto del pueblo como de otros lugares cercanos. Algunos le decían que habían visto sus fotos en Instagram y que les habían encantado. Otros le decían que habían leído su blog y que les había inspirado. Incluso recibió algunos pedidos online de personas que querían enviar flores a sus seres queridos.


En poco tiempo, Natalia estaba encantada con los resultados.

Su facturación había aumentado un 50%, su reputación había mejorado notablemente y su confianza había crecido. Se sentía orgullosa de su trabajo y de haberse atrevido a probar algo nuevo.

Me agradeció mi ayuda y que quería seguir trabajando conmigo.


Natalia se dio cuenta de que las redes sociales no eran tan malas como pensaba. Al contrario, eran una oportunidad para mostrar su talento, su pasión y su personalidad al mundo. También se dio cuenta de que no tenía por qué odiar a su competencia, sino aprender de ella y mejorar cada día. Había descubierto el poder del marketing nativo y cómo podía transformar su negocio y su vida.


  • Si necesitas ayuda y quieres que tu negocio suba de nivel.

  • Si estás dispuesto/a a invertir en tu negocio de manera inteligente...

Contáctame. Empecemos!!


Es importante saber lo que debes hacer en cada momento. Tener claros los objetivos te ayudan a saber qué estrategias de marketing debes aplicar...













Comments


bottom of page